viernes, 5 de abril de 2013

Nada más que una manera de retomar el ritmo y una especie de meditación autocircadiana.

Tenía tantas ganas de contarte tantas cosas... Que cuando abrí la boca me quedé en blanco.

Foto: Wagner Cardeña (Madrid)

Han sido muchos nuevos trabajos, viajes, caras nuevas y un montón de sensaciones desde la última vez que pasé por este rincón. La continua competición por la última actualización y la sensación de inmediatez son cosas que se alejan de la más dulce de las realidades, así que nada como disfrutar al máximo de todo aquello que SI es auténtico. Y ya de paso, que no falte la salud para que todo eso tenga sentido.

Supongo que lo mejor es que el ritmo sea más constante aunque a veces tenga que ser breve, y que aunque a veces la libertad y la constancia se peleen entre si, me gustaría retomar este sitio con cierta constancia. En favor de mi ausencia diré que he tenido que luchar horas extra para sacar adelante mi proyecto favorito y que parece que va viento en popa... (se supone que no puedo mostrarlo en público todavía... o ya lo he hecho?) Claro que todo eso hubiese sido muy diferente sin el trabajo y el apoyo de un equipo fantástico capaz de soñar y darlo todo.

No hay mejor motor que ver la felicidad reflejada en alguien a quien quieres.

Nos vemos MÁS pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario